Conectá con nosotros

Columnas

Con calculadora, pero sin matracas

Perder nunca es bueno, de local es malo, y por goleada en casa es humillante; o, al menos, desagradable.

Si esto último ocurre con Argentina o Brasil, es feo, en este caso por la rivalidad histórica de Uruguay con ambos; y si pasa con algunos de los otros países sudamericanos, de menor prosapia, es grave.

Foto: Nicolás Monrhayt | @monrhayt

De tal forma, dentro de ese encuadre, parece quedar definitivamente evaluada la derrota celeste frente a Brasil en el Centenario: fea, mala y humillante; pero…punto, nada de esto tiene que ver intrínsecamente con lo que está en juego: la clasificación directa al Mundial que se jugará en Rusia dentro de poco más de un año.

En ese otro plano, aunque las corridas y cambios de ritmo acalambrantes de Neymar causaron admiración y pánico, no hay razones para entrar a ver fantasmas. Es más, si como ejercicio periodístico, o a modo de pasatiempo, se agarra la calculadora, aún en una situación distinta y muy lejana de aquella que se resumía en el dicho popular de “matemáticamente tenemos chance”, se verá que por el mero cruzamiento de puntos ganados que habrá entre los rivales en las cinco fechas restantes, Uruguay va a clasificar: sino segundo, tercero; y cuarto como máximo.

Es que Uruguay, que perdió con Argentina en Mendoza por un gol de rebote, está en condiciones de ganar el clásico del Río de la Plata en el Centenario; y, como ocurrió siempre, vencerá a Bolivia de locatario.

Son esos seis puntos, más los nueve que sumaría si empata con Perú, Venezuela y Paraguay de visitante, la selección que dirige Óscar Tabárez llegará a 32 unidades, una cifra que para Colombia, Ecuador, Chile y Paraguay –con los rivales que tienen por delante- resulta prácticamente inalcanzable.

De manera que hay que tomar la goleada de Brasil como lo que fue: una derrota fea, mala y humillante; pero a los efectos de lo único que cuenta en las Eliminatorias, que es clasificar, no parece oportuno hacer –como decía el Cr. José Pedro Damiani- “tormenta con matracas”.

 

 

1 Comentario

1 Comentario

  1. A.Albertoni

    2017-03-25 at 18:07

    Creo que queda claro que el momento de haber ganado a Brasil fue el partido anterior y por como se dio
    este Aquellos puntos fueron importantisimos….
    No tenemos medio campo para contra restar ese esquema que puso Brasil…
    pero si clasificamos devemos tener un medio mas equilibrado….
    por ejemplo Cacha ya tendra que dejar antes que el futbol lo deje a el.
    A hora quien hay para esa posicion?????

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Columnas