Conectá con nosotros

Fútbol Internacional

Hablemos de Mónaco

Es considerado como “la cenicienta” de las próximas semifinales de Champions League; pero sus actuaciones demuestran otra cosa.

El Principado de Mónaco es una ciudad-estado que se encuentra en Europa Occidental, al sureste de Francia y es bañado por las aguas del Mar Mediterráneo. Después del Vaticano, esta es la nación más pequeña del mundo, con 2 km2 de superficie y 17.000 habitantes. En ese territorio, la institución local que milita en la Ligue 1 francesa, vuelve a estar en boca de todo un continente, producto de sus grandes actuaciones en la presente Champions League.

Los “blanquirrojos” están de parabienes. Han sido ganadores de siete Ligas, cinco Copas de Francia, una Copa de la Liga y cuatro Supercopas de Francia, e incluso jugaron la final del máximo certamen continental en 2004 ante Porto; no obstante, también les tocó navegar por océanos de aguas agitadas, donde naufragaron en un descenso que los condenó a jugar la Ligue 2 por dos temporadas consecutivas, desde 2011 hasta 2013.

La llegada del magnate ruso Dmitri Rybolóvlev, contribuyó para que el elenco del principado retornara al primer plano local. Invirtió millones de euros en fichajes que fueron furor, como el de Radamel Falcao, Joao Mountinho y James Rodríguez. Sin embargo, todo proyecto a gran escala necesita de tiempo y paciencia, dos palabras que no suelen tener su peso en estos momentos donde todo debe ser instantáneo.

En la presente temporada, Mónaco comanda las acciones en la Ligue 1, por encima del vigente campeón, Paris Saint-Germain; mientras que el ámbito internacional, logró clasificar en la primera ubicación del grupo E de la Champions con 11 unidades, superando a Bayer Leverkusen, Tottenham y CSKA de Moscú.

Por los octavos de final le tocó enfrentar a Manchester City, elenco orientado por el español Josep Guardiola. En lo previo, todo indicaba que los “citizens” se quedarían con la llave; pero tras una notable actuación como local en el Stade Louis II, los monegascos superaron al conjunto inglés para llegar a cuartos de final.

Borussia Dortmund fue su último oponente, a quien derrotó en los dos enfrentamientos. El elenco del principado tuvo una performance fulminante y, fruto de esa actuación, logró un resultado global de 6-3 sobre los alemanes.

Pero, ¿qué hay detrás de este conjunto sorpresivo? Leonardo Jardim, orientador portugués, se las ingenió para mezclar el talento de sus futbolistas jóvenes junto con la experiencia de otros. Danijel Subasic defendiendo el arco, Andrea Raggi en zona defensiva, Moutinho manejando los hilos en el mediocampo y Falcao fulminando las porterías rivales, son las piezas fundamentales de este equipo que atraviesa un período de renacimiento.

Por otra parte, el vértigo, la frescura y el buen pie de jugadores como Jemerson, Almamy Touré, Tiemoue Bakayoko, Thomas Lemar, Valere Germain y Kylian Mbappé, complementan a este plantel que logró un lugar de privilegio en esta temporada.

Falcao es su goleador por excelencia al cosechar 26 goles, tanto en Liga como en Champions y copas nacionales. Su lesión lo perjudicó durante sus pasajes por Manchester United y Chelsea, perdió gran parte del potencial ofensivo que poseía, ese que utilizó para llevar a Colombia a una Copa del Mundo tras 16 años de ausencia. Al principio de la temporada, Jardim lo recibió con los brazos abiertos, consiente de todo su talento goleador, y realizó un trabajo que valió la pena.

El “Tigre” es seguido por la perla Mbappé, quien es observado por las grandes entidades europeas como Real Madrid y Barcelona. El joven francés de 18 años lleva 20 anotaciones en su cuenta, un número astronómico, mientras que en la tercera ubicación está Germain. El exjugador de Niza posee 16 goles en su haber, convirtiéndose en un puntero derecho mortífero, extraordinario.

Este viernes en Nyon se sorteará su suerte. Más allá del resultado que pueda obtener, Mónaco logró colarse entre gigantes de forma silenciosa, por la puerta de atrás, porque el deseo de volver a la cúspide del fútbol europeo fue más fuerte que cualquier oponente de peso. Con este nivel de juego, los monegascos pueden escribir su nombre en el rótulo de los finalistas, que pisarán Cardiff el próximo 3 de junio.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Fútbol Internacional