Conectá con nosotros

Fútbol Uruguayo

Convocar a una asamblea y luego declararla nula. Una demostración de poder y soberbia

Citar a una asamblea cumpliendo todos los requisitos estatutarios y al dar comienzo declararla nula, un absurdo por todos lados, la actitud de la directiva de la Mutual ya transita por caminos absurdos y no son mas que chicanas que dilatan un inminente y triste final.

En la vida jurídica el instituto de las nulidades tiene formalidades, los actos nulos deben ser declarados nulos tras un procedimiento legal, no por decisión de una persona, un exabrupto tremendo.

Las nulidades (relativas o absolutas) son declaradas por una  sentencia en la jurisdicción que corresponde, es una verguenza que una directiva declare nula una asamblea arbitrariamente luego de haber procedido a convocarla y que los afiliados estén presentes tras las respectivas convocatorias, convocar a una asamblea y declararla nula es una demostración de poder por encima del órgano legal.

Si el orden del día o la solicitud de asamblea tenían algún vicio de forma o de fondo debió rechazarse la solicitud, jamas citarse a asamblea. El momento de detectar la irregularidad es cuando se solicita.

La intervención del MEC  a esta altura no es una opción es una obligación, el Ministerio sabe perfectamente que que no se declara nula una asamblea sin una justificación completamente fundamentada, la nulidad de cualquier acto jurídico o administrativo se obtiene con un fallo judicial y jamas se declara con la facilidad que lo hizo el Sr. Saravia.

Una tremenda bofetada a la organización jurídica de cualquier sociedad civil con estatutos.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Fútbol Uruguayo