Conectá con nosotros

Champions League

La remontada histórica de Barcelona

Luego de la derrota por 4-0 en tierras francesas, el elenco culé goleó 6-1 a Paris Saint-Germain como local y pasó a los cuartos de final de la Champions League.

Luis Suárez fue contundente con sus declaraciones, horas antes del choque crucial, “si queremos quedar en la historia de este club, tenemos que dar vuelta esta situación”. Y lo hicieron, sufriendo hasta el último segundo para quedar no solo en la historia del elenco culé, sino del fútbol europeo.

Durante la jornada de San Valentín, Paris Saint-Germain le dio un beso a la siguiente instancia, gracias al triunfo por 4-0 ante Barcelona. El frío de la capital francesa parecía haber congelado a los jugadores culés, quienes veían como el nuevo rico del fútbol mundial les destrozaba el alma a goles.

Pero el infierno reinante del Camp Nou reavivó la llama de esperanza para los catalanes. “Mientras haya 1% de probabilidades, tendremos 99% de fe”, escribió Neymar en su cuenta de Instagram, una invitación para que la masa social se transformara en el jugador número 12 en la noche del 8 de marzo.

La escuadra orientada por Luis Enrique Martínez había cosechado tres tantos en 50 minutos. Suárez, Layvin Kurzawa en propia meta y Lionel Messi, daban a entender que la tanda de penales estaba a solo una jugada; sin embargo, disfrazado de parca, Edinson Cavani descontó para el tricolor.

Un balde de agua helada, el guerrero culé tambaleaba mientras que los tricolores gozaban de buena salud. No obstante, los últimos siete minutos del encuentro sirvieron para presenciar la remontada más impresionante que ha visto el fútbol, como si fuera una historia creada por Hollywood pero en Barcelona.

El doblete de Neymar fue una inyección de ánimo para sus compañeros y público. La ovación de los espectadores parecía devorarse el Camp Nou en un solo bocado, hasta que Sergi Roberto, como si estuviera tocado por la varita mágica, conectó la pelota con la red utilizando la punta de su pie, un toque sutil que desató la locura de 90.000 almas, cuerpo técnico y jugadores. Cataluña no está sobre bordes convergentes de placas tectónicas, pero en ese inicio de marzo, Barcelona vibró como nunca.

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Champions League