Conectá con nosotros

Basketball

Nacional a la semifinal

En un final electrizante, el tricolor se quedó con la serie tras ganar 70-68 a Welcome y se enfrentará a Aguada el próximo jueves por un lugar en las finales de la LUB.

Los dos primeros cuartos tuvieron trámites totalmente antagónicos entre sí. El arranque fue todo de Welcome, que se mostró muy superior desde el vamos y con plena concentración para terminar arriba por 19-11, tras un gran trabajo colectivo de defensa sólida acompañado de la efectividad en ataque.

Para el segundo chico, Nacional reaccionó rápidamente y lo empató en menos de tres minutos de juego con un 8 a 0 que emparejaba las acciones y consolidaba el poderío ofensivo del equipo tricolor que se fue al descanso largo con una renta de 5.

Para el tercer período, Javier Espíndola logró corregir los desajustes de la “W” y, luego de algunos gritos propios de la calentura por el momento que atravesaban sus jugadores dentro de la cancha, consiguió mantenerse en partido con mucho trabajo.

Pese a esto, los de Gonzalo Fernández contaban con una tremenda noche de Antonhy Danridge, que era el dueño de todas las jugadas y siempre quebró a la defensa para penetrar y convertir con bandejas fáciles, acompañado por la mano caliente de Mateo Sarni que puso un triple sobre la chicharra que dirigió al bolso a la recta final con una ventaja de 4 unidades, luego de 10 minutos que se habían jugado punto a punto sin que ninguno de los dos se despegue en el marcador.

Para el último cuarto, Nacional estaba mucho más fuerte y entero física y mentalmente, y lo plasmó en cancha frente a un rival que contaba con su principal figura, Esteban Batista, extenuado producto de la cantidad de minutos que tuvo que jugar para ponerse el equipo al hombro.

El tricolor había estirado y mantenido su ventaja en 6 tantos pero, tras una serie de malas ofensivas, el welcomense, sobre todo producto del empuje y de echar el resto, se puso a tiro y llegó a la última jugada del partido con una posesión entera, abajo por dos puntos, pero sin Batista que se había ido por quinta falta cuando restaba un minuto y medio para el final.

Con muchos nervios y poca claridad, Keyron Sheard tomó un tiro ante Callistus Eziukwu, que terminó en pelota afuera y 6 segundos para un último intento del equipo del Parque Rodó que malogró Shawn Glover y desató la algarabía de Nacional que hizo historia al clasificarse por primera vez a una semifinal de la LUB donde buscará continuar con el sueño al medirse con Aguada el próximo jueves.

Foto: J. Montgomery – Basquettotal

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Basketball