Conectá con nosotros

DEPORTES

Rompiendo paradigmas

En una liga en la que el triple es el paradigma reinante, Ben Simmons ha generado una revolución en su primera temporada con un estilo de juego diferente al resto.

En los últimos años la NBA se ha transformado y el triple ha pasado a ser la principal arma en ofensiva. Así como en otras épocas el juego se basaba en el juego interno o en situaciones de uno contra uno, hoy los técnicos arman sus sistemas para finalizar las jugadas con tiros desde larga distancia. Lo importante ya no es colocar la pelota lo más cerca del aro posible, sino generar espacios para encontrar el tiro de tres sin oposición.

Este juego fue impuesto por los Warriors y tras el suceso de la bahía dorada la gran mayoría de los equipos intentaron seguir este camino, el mejor exponente en este sentido han sido los Rockets de D´Antoni.

Si ponemos el foco en lo individual las grandes súper estrellas de la actualidad son todos expertos en el tiro de 6.75: Curry, Durant, Westbrook, Harden y Lebron James, quien no era un gran lanzador de larga distancia pero fue puliendo este aspecto del juego hasta transformarse en un especialista. Inclusive los pivots, que antes sólo se dedicaban a bajar rebotes y a jugar cerca del aro, ahora tienen la exigencia de tener al menos, un tiro de triple decente. Davis, Cousins, Porzingis y Embiid (por nombrar algunos) son el fiel reflejo de la metamorfosis que están teniendo los jugadores grandes en su juego.

Dentro de este esquema ha aparecido con gran suceso en la NBA Ben Simmons, con un estilo totalmente renovador. El ausatraliano no tira nunca desde afuera, ni siquiera intenta. Uno pensaba que un jugador no podría jugar en la NBA hoy en día sin tirar de lejos, pero Simmons ha sido la excepción a la regla. Su juego se basa en generar desequilibrio a través de penetraciones a campo abierto. Su gran velocidad, zancada y capacidad de dribble lo hacen imparable. Pero además le suma a todo esto su enorme capacidad para asistir, encontrando siempre el pase que nadie ve para dejar a sus compañeros solos de cara al aro.

Imagen relacionada

Simmons se proyecta como uno de los mejores jugadores de la NBA en el futuro y hace ilusionar a Philadelphia. Foto: phillyvoice.com

La primera opción para él siempre es correr la cancha y agarrar a la defensa contraria en inferioridad numérica para liquidar atacando el aro o buscando al compañero mejor ubicado, ya sea para una volcada o un tiro de lejos. Teniéndolo como eje los Sixers complicaron mucho a sus rivales. De esta forma, el jugador que hoy se proyecta para dominar la liga en los próximos años desnivela con características de juego que contrastan por completo con lo que se exige en la actualidad.

No se puede asegurar un cambio de paradigma en la liga, pero si es probable que a partir de Simmons se consolide un esquema alternativo que no se basa en el triple, sino en el ataque rápido.

En una temporada y con solo 22 años, Ben ha comenzado a romper paradigmas y tiene toda la carrera por delante.

Twitter: @DeFajaNBA
Facebook: De Faja NBA

 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en DEPORTES