Conectá con nosotros

FÚTBOL

“Yo descubrí a Lucas Torreira”

Javier López es el Tío de Nicolás “el diente” López, hoy “ojeador” y promotor de jugadores uruguayos. Recorre las canchas según cuenta, mirando juveniles y así se fue metiendo en el circulo menor de nuestras ligas aspirando hacer su “gran pase”. Pero el caso mas curioso fue la narración de  su descubrimiento de una de las figuras del fútbol uruguayo; Lucas Torreira.

El fútbol uruguayo exportador por excelencia, dispone de un sin números de; negociadores, cazadores de talentos, comisionistas, contratistas, que han servido de nexo entre jugadores y clubes desde épocas pretéritas.

Personas capaces de agregarle valor y expectativas al talento deportivo de los futbolistas, generando a través de eso un sin fin de oportunidades económicas para sí, para jugadores y clubes.

De ahí que se han popularizado dichos como “tengo un botija que la descose” o “este chiquilin anda volando”.

Por estos tiempos el rol del agente, del representante, del contratista ha estado en la mesa de análisis en los últimos años en nuestro fútbol. Han sido la parte del fútbol que, con o sin inversión han sacado rédito de las destrezas de sus representados.

Las vueltas de la vida hace que uno se encuentre muchas veces con algunos temas sin buscarlos y fue el caso de Javier López de quien escuché un comentario que motivó a dialogo con el y así profundizar en algunas cosas.

Todo empezó cuando lo escuché decir “yo descubrí a Lucas Torreira”

Lucas Torreira fue el pase “top” en la temporada 2018, no solo por el país y el fútbol donde se va a desempeñar (Inglaterra) si no, por el monto de esa negociación, por el origen personal del jugador y por las cuestiones inesperadas que desencadenó: para muchos periodistas internacionales era “ese chiquito” para otros locales “hay que ver como responde”. En ese camino se fue haciendo de espalda y hoy milita en el fútbol mas promocionado del mundo, además de jugar en la selección mayor.

López qué jugadores actualmente representa

Varios entre ellos; Alvaro Brun, Sebastián Gularte, Steve Makuka, Rodrigo Do Santos, Guillermo Trinidad, Agustín Origón, Fernando Nandin, Gabriel Pereira, Rodrigo Alanis, Carlos Pimienta son alguno de los que actualmente trabajo.

Como es el proceso de llegar a un jugador

Yo recorro los campos de juego, analizo los jugadores y lo primero que hago siempre es preguntar si tienen representante, por que no me gusta pasar por arriba de nadie, me gusta respetar el trabajo de los demás, siempre lo respeté. Así me manejo yo, busco talentos. Veo se el jugador tiene potencial, si puede explotar deportivamente. Me puedo equivocar como todos no, pero así es mi forma y lo hago solo, soy independiente no trabajo para otros. Si el jugador no tiene quien lo represente, se acuerda con él y se documenta oficialmente la representatividad para negociarlo.

Trato de negociar con gente que sea seria, yo ya pague derecho de piso y perdí, perdí mucho dinero.

Me contaba que uno de los jugadores que descubró fue Lucas Torreira. ¿Cómo fue esa historia?

Si es verdad. Yo visitaba el Complejo Devoto y una mañana vi un jugador que me llamó la atención. Jugaba mas arriba en el campo, tenía remate al arco con dirección, siendo chico cubría muy bien a los rivales, era un jugador completo, tenía una gran ida y vuelta, ahora juega mas retrasado en el campo de juego. Pero me llamó mucho la atención ese jugador.

Entonces yo tenía otro futbolista que representaba y le pregunté por el. El futbolista me responde “es Lucas Torreira”. Le dije que quería hablar con él y pude contactar con el y le digo, a la realidad de hoy es casi insólito lo que te digo, le dije ¿te puedo ver otra vez más?, le vuelvo a preguntar si tenía representante y me dice que no, que no tenía representante. En definitiva yo había hablado con el y estuvo de acuerdo para que lo vuelva a ver jugar.

Yo vuelvo a observarlo en otro partido y Lucas me comunica con su padre, con Ricardo Torreira, el jugador era menor tenía 17 años y estaba por firmar el primer contrato de menor con Wanderer´s

En ese momento yo tenía contacto diario con Ricardo Torreira, el padre, que me llamaba casi todos los días.

En ese tiempo le digo que iba a ir a Italia invitado por mi sobrino Nicolás “diente” López, a quien desvinculo de todo este tema lo nombro solo por que yo viajaba a su casa invitado y si no fuera por el yo nunca hubiera ido a Italia. La hermana de Torreira vivía en Montevideo y trabajaba, no se que dificultad hubo que Lucas Torreira no pudo sostener la casa que le daba Wandereres, entonces Ricardo Torreira recurre a mi por que estábamos en contacto permanente y hacemos un arreglo para que yo lo asesorara a él.

Entonces yo le digo que no firme con Wanderers, le faltaban 15 días para cumplir 18 años. Yo llego a Udinese y como principiante, cometo el error de contactar a Ricardo Torreira con Pablo Bentancur y así empezó la historia.

Le digo a Pablo que tengo un jugador, le comento como juega y me responde ¿Donde jugó? Le comenté que jugaba en las inferiores de Wanderers. Me pregunta ¿Quién te lo presentó? Nadie le contesté, yo trabajo para mi soy independiente y ahí lo puse en contacto con Ricardo Torreira telefónicamente en Udinese.

Habíamos realizado un arreglo entre su padre Ricardo Torreira, Pablo Bentacur y yo, un arreglo verbal que cuando yo llegara a Montevideo se iba a exponer en documento. En el acuerdo me dice riéndose, que si el jugador jugaba en una división primavera o en serie B, “yo te doy luego de negociar con Wanderers la mitad de lo que me toque”, dividíamos en partes iguales.

En aquella oportunidad había 4 pasajes para viajar a Pescara y el 5to que no estaba era el de Torreira. Yo no lo pague, pero me moví y se lo hice sacar. Reitero que yo no lo pago, pero si interferí para que lo hubiera.

A todo esto llega Torreira a Pescara y ¿que pasa con esto? El único jugador que quedo de los cinco que fueron fue Torreira.

Cuando llego a Uruguay empiezo a llamar a Bentancur para que me atienda y no me atendió nunca. A los dos años cuando pude comunicarme con el nuevamente, me dice que el tiene la representación del jugador, cuando no lo conocía y ni sabía que existía de no se por mi. ¿A los dos años dice que tiene la representación de jugador?

También tengo que ser honesto y decir que nunca se pensó que Torreira iba a dar tanto, debo ser claro por que es la verdad.

Torreira como jugador es espectacular pero tiene poca memoria de cuando alguien le pide una mano a otro y se la tiende con gusto. Yo no tenía los medios para ayudarlo con más le dije.

Es triste ver como una persona va a una cancha, reconoce el talento en el jugador, lo presenta, genera un acuerdo verbal que luego se iba a documentar, se queda con las manos vacías con el argumento que de que toma al jugador 2 años después.

Eso era un negocio a ambas partes iguales, se supone que ambas partes tendrían su porcentaje mas allá que no hay papeles firmados pero si la palabra empeñada, de Bentancur y Ricardo Torreira.

Sin involucrarlo la reunión se hizo en la casa de “el diente” donde pensé que iba a quedar claro este tema, firmando los papeles que nunca se firmaron.

Antes del mundial, llamo a Torreira para felicitarlo a lo cual me responde que “Pablo está esperando tu llamado”. Cuando me comunicó o con él me dice nos vamos a juntar, pero nunca se juntó conmigo, pero reconoce que si le presenté al jugador

Quiero ser justo y decir que yo no participe en estos negocios de ventas posteriores, yo le di a Bentancur la representación. También tenía acordado con el padre de Lucas que tendríamos un porcentaje igual con Bentacur y que el tema era a mitades iguales, pero no cumplió.

Que le duele mas la situación del jugador o del contratista.

Me duele el mas que nada el padre de Lucas que me pide que le de una mano. El jugador me duele por que pasaron años y cuando lo llame, no reconoce nada. Por que quien sabe que sería de la vida ahora de Torreira, no soy adivino. Pero cuando me pidieron una mano el Padre me dijo que se iban para Fray Bentos. Yo le di la mano que pude.

Sobre este tema no tengo como reclamar, no tengo un papel firmado, cuando se fueron a hacer los papeles no se hicieron. Pero esto es un tema de códigos, yo fui el que descubrí al jugador, fui yo quien lo vinculé a Bentancur, habíamos hecho un negocio verbal. Creo que algo me debería haber tocado de la negociación del jugador, pero eso quedó en la consideración de ellos.

Pensas que si no hubieras presentado a Torreira a Bentancur la realidad actual del jugador hubiera sido otra, que lo que vive no estaría pasando.

Y pienso que no, por que no se sabe que sería de la vida de Lucas Torreira, capaz que me equivoco, pero capaz que estaba en Fray Bentos. Fue como calentar el agua para que otro se tome el mate.

¿Es representante de Steve Makuka, como es su situación?

Lo descubrí en inferiores, tampoco había jugado en primera. Hoy lo pretende un club grande. Yo lo lleven a los distintos equipos con representaciones legales firmadas que tengo. En una palabra se olvida de lo que uno hace por ellos.

Esto lleva su proceso su trabajo, llevarlo de un lugar a otro a probarlo,etc. El poco dinero que tenía lo invertí, lo perdí todo, pero aparte hay que tener códigos. Uno los acompaña en su carrera y cuando llegan a primera desaparecen, como va a pasar siempre.

Pero la culpa ahí es del jugador. Para mi desde mi punto de vista eso es una traición.

Yo tengo la representación firmada del jugador y tengo que librar un documento para pueda moverse de equipo. A Steve Makuka no lo autorice yo que jugara en Progreso. Pero esto arranca mas atrás con el en Huracán FC que se lo lleva si consentimiento a Italia y reconociendo mi representación se me intima por telegrama colacionado a interceder en la comercialización del jugador, luego en la demanda ante las autoridades el dice que no soy el representante. El tema actualmente esta en la justicia, sobre una base contractual con una clausura, la justicia determinará.

3 Comentarios

3 Comentarios

  1. Marcelo .

    2018-09-07 at 20:22

    Simplemente me consta lo de TORREIRA , se todo eso desde antes que saliera a la luz , incluso desde antes de que el futbolista sea conocido . cómo son algunas personas , están muertos de hambre y piden ayuda , luego la vida los pone en un lugar de privilegio y se olvidan de todo .

  2. Marcelo

    2018-09-07 at 20:37

    Me consta lo de TORREIRA , se de eso antes que saliera a la luz , incluso antes de que el futbolista sea conocido.. como son algunas personas , están muertos de hambre y piden ayuda , luego la vida los pone en un lugar de privilegio y se olvidan de todo .. Ingratos y desagradecidos .

  3. Richard

    2018-09-11 at 20:34

    Soy conciente de lo que javier humildemente hace el recorre todos los cuadros hasta de barrio caza talentos lo de torreira tambien lo supe es asi pero bue ya llegara su despegue

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en FÚTBOL